EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Equipo Megasilvita

18 julio, 2014

Cupcakes con mini Kitchen Aids ♥

Si hay un objeto de deseo común entre cualquier amante de la repostería, ¡sin duda es la Kitchen Aid!

Sus líneas curvas y su estilo retro, con vibrantes colores y atractivos acabados, hacen que se nos vayan los ojos tras ella cada vez que la vemos.

Pero no sólo es bonita por fuera… ¡Es de gran calidad por dentro! Sus piezas están elaboradas 100% en hierro y materiales de gran resistencia, no tiene ni una sola pieza de plástico, lo que la convierte en la amasadora más duradera y fuerte que puedes encontrar. Eso, unido a su gran potencia, convierten a la Kitchen Aid en la mejor inversión, ¡yo estoy encantada con ella!

Con tanto amor, era de lógica que quisiera tener Kitchen Aid por todas partes… En la tostadora, en la cafetera, un imán de la cocina, un pisapapeles… Y ahora también, ¡en unos cupcakes!

Cupcakes_KA-5

Cuando Silvia me propuso hacer unos toppers monos para cupcakes no lo dudé un momento, tenían que ser mini KA’s. Así que me encerré en la cocina, y pasé una tarde de lo más divertida intentando conseguir una réplica fiel de mi compañera de aventuras reposteras.Cupcakes_KA-4

 

Y hoy, os traigo el paso a paso para que también los podáis hacer en casa… Vamos allá, que no es tan difícil como parece:

 

Cupcakes con Mini Kitchen Aids

Herramientas:

Pasta de goma blanca
Juego de estecas varias
Colorante rojo extra Sugarflair
Colorante en polvo plata
Pinceles
Cuentagotas
Alcohol Rejuvenator o cualquier alcohol blanco de alta graduación (vodka, tequila…)
Pegamento Comestible
Rotulador negro de tinta comestible
Cortador redondo pequeño
– 1 palillo de madera
Cutter para fondant

Elaboración:

1. Empezamos haciendo el vaso metálico, que al ser la parte más delicada, necesitaremos que se seque bien antes de nada. Partimos de una bolita de pasta de goma blanca, introducimos dentro la esteca de bolillo y vamos abriendo el agujero central, con la bola sobre nuestra mano, como se ve en la imagen.

Tutorial_KA-1

2. Cuando tengamos las paredes ya finitas, la dejamos sobre la mesa y con las yemas de los dedos y la esteca de bolillo y la de hueso (en la foto), terminamos de darle forma y de arreglar los bordes, pellizcándolos con cuidado hasta que queden bien igualados por todo alrededor. Ahora lo ponemos boca abajo y lo dejamos secar unos 30 minutos, mientras hacemos las otras piezas.

Tutorial_KA-2

3. Vamos con el pie de nuestra pequeña Kitchen Aid… Hacemos una forma como de pera, y con la ayuda de los dedos vamos dándole la forma. Pasamos el dedo de arriba hacia abajo, haciendo un poco de presión suavemente para marcar las aristas. En la parte delantera, vamos estirando la curva y aplanándola, hasta formar el soporte del vaso, y cuando lo tengamos cortamos el sobrante con ayuda de un cortador redondo u ovalado, poniéndolo tal como se ve en la imagen.

 

Tutorial_KA-4

 

Tutorial_KA-5

 

Tutorial_KA-7

 

Tutorial_KA-8

 

Tutorial_KA-9

4. Introducimos en el cuerpo un palillo, cortado a medida, y untado con un poco de pegamento comestible. Éste nos servirá como soporte para que aguante recta y para colocar después la parte superior. Dejamos secar unos 10 minutos.

Tutorial_KA-11

5. Ahora haremos la parte móvil del robot. Hacemos un churrito de fondant como si fuese una cápsula, y le ponemos en la parte delantera un circulito pequeño. Ponemos también dos círculos un poquito más grandes, del tamaño de un botón de camisa, que simularán el cabezal donde enganchamos las varillas de nuestra Kitchen Aid. Los pegamos por debajo y los dejamos secar.

Tutorial_KA-10

6. Recortamos una tira de pasta de goma blanca y con un poco de pegamento comestible, la pegamos por todo alrededor de la cápsula.

Tutorial_KA-15

 

Tutorial_KA-16

7. Llegados a este punto, el vaso se habrá secado ya. Cortamos una pequeña tira de pasta de goma y la pegamos en el lateral, dándole forma de asa del bol. Dejamos secar un poco mientras preparamos la pintura.

Tutorial_KA-3

8. Para pintar la pasta de goma, vamos a preparar nuestra propia pintura metalizada. Podéis utilizar pintura plateada ya hecha, pero a mi me gusta más hacerla cada vez, creo que el colorante en polvo tiene más ventajas: nunca se reseca y además, tiene muchas más aplicaciones. Y así de paso, os enseño más trucos.
Vamos a mezclar, en el mismo tape del botecito, un poco del polvo metalizado con unas gotas de alcohol o rejuvenecedor, podéis utilizar un cuentagotas para añadir la cantidad justa sin pasaros, yo los uso mucho. Lo hago directamente en el tapecito del bote porque así, cuando se seca, lo cierro y no desperdicio ni una gota, a la siguiente aplicación simplemente añado de nuevo el alcohol y listo para pintar. Lo mezclamos con un pincel hasta que tenga buena consistencia y pintamos el vaso de la batidora.

Tutorial_KA-12

 

Tutorial_KA-13

 

Tutorial_KA-14

 

10. Pintamos también los detalles del cabezal: la tira alrededor, el accesorio delantero y el disco donde ponemos el cabezal. Ponemos los botoncitos a los lados: podemos ponerlos con pasta de goma negra, o bien si no tenemos a mano, pues blanca y los pintamos encima con rotulador de tinta comestible. Dejamos secar bien.

Tutorial_KA-18

 

12. El último paso es montar las piezas, ¡bien! Unimos todas las piezas con pegamento comestible, poniendo el vaso en su sitio y el cabezal clavado sobre el palillo encima, y dejamos secar durante al menos 20 minutos, antes de decorar sobre nuestros cupcakes.

Tutorial_KA-17

 

Print Friendly, PDF & Email

 

¿Os ha gustado el tutorial? Pues aún hay más, no os mováis de la silla…

Hace unos días, cuando os enseñé este post de los cupcakes con globos, Ana nos preguntaba en los comentarios cómo decorar los cupcakes con la forma típica de las bakeries americanas.  Pues bien, me he animado y os he grabado un mini vídeo de cómo se hace. No seáis muy malos que sé que mis compañeras hacen unos vídeos de aúpa, pero este ha sido totalmente improvisado para ayudaros, y no tiene ni de lejos la misma calidad. Pero me lo perdonáis, ¿verdad? 😉

¡Aquí os lo dejo!

 

 

Y sin más, espero que os hayan gustado estos cupcakes con sus mini Kitchen Aids, que a mi en su día cuando todavía no la tenía, me hacían las veces a ratos y me arrancaban algún suspiro…

Pero vosotros, si queréis una, ¡lo tenéis súper fácil! Con el buen precio al que están en la tienda, y además con gastos de envío gratis, el precio ya no es la excusa… La parte difícil viene ahora… ¡elegir el color! Tú, ¿de qué color la escogerías?

Déjame tu respuesta en los comentarios, a ver qué color gana!! Y si tienes cualquier pregunta, estaré encantada de que me la dejes en los comentarios.

No te olvides compartir este post en redes sociales y… Happy baking!!!

 

Un beso,

Melania

This Post Has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *