EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Iñaki

20 mayo, 2014

Mermelada de naranja y mango con Cointreau

Yo soy de los que defienden el desayuno en condiciones, de los que se levantan media hora antes para poder desayunar tranquilo. Es uno de los rituales obligados cada mañana. Leche, colacao, cereales, galletas, café, té… todo esto puede variar, pero lo que nadie puede “arrebatarme” son mis tostadas con mermelada (y si es casera, ¡mejor!).

Mermelada de naranja y mango 5

No quiero que vosotros no podáis vivir y preparar este maravilloso ritual cada mañana, así que os traigo una deliciosa receta de mermelada de naranja y mango con un toque de cointreau. Los que me conocéis sabéis que me encanta la naranja, sobre todo mezclándola con el chocolate. El mango es otra de mis frutas favoritas así que no dudé en mezclarlas para conseguir una mermelada que sabía que me iba a encantar.

Mermelada de naranja y mango 4

Además, para darle un tono más “adulto” decidí echar un chorrito de cointreau, lo que le dio el toque definitivo. El resultado fue magnífico y seguro que no es la última vez que preparo esta mermelada. La receta es muy sencilla así que espero que no os quedéis pegados a la pantalla como si esta receta no existiera y vayáis a la cocina a prepararla cuanto antes. ¡Manos a la obra!

Mermelada de naranja y mango 2

Mermelada de naranja, mango y cointreau

Ingredientes

– Dos naranjas grandes
– Un mango
– Un chorrito de Cointreau
– 400 gr. de azúcar
– Un vaso de agua
– Zumo de un limón
– 3 gr de pectina de manzana nappage

Utensilios

– Kit decoración de mermelada
– Bote para mermeladas
– Bote “Made with love”

Esterilización de los botes

Antes de empezar tenemos que esterilizar bien los botes en los que vamos a guardar nuestra mermelada. De esta manera nos aseguramos de eliminar cualquier bacteria y residuo en ellos, para que duren más tiempo envasados sin que se la mermelada se estropee.

– En una olla grande colocamos los botes que vamos a usar boca arriba y las tapas por separado.

– Llenamos la olla de agua hasta que hayamos cubierto los botes. Cuidado con las etiquetas de plástico o cartón: vamos a calentar el agua y si se derrite el plástico vamos a montar una buena. Mirad también en las tapas, muchas veces hay unos círculos de cartón: los quitamos con cuidado.

– Calentamos el agua hasta que hierva y dejamos hervir durante 30 minutos, con los botes dentro.

– Dejamos enfriar dentro del agua. Ya tenemos los botes esterilizados.

Mermelada-de-naranja-y-mango-1

Elaboración de la mermelada

Mientras se esterilizan los botes vamos a preparar la mermelada. No podemos hacerlo en días diferentes, lo mejor es hacerlo a la vez para que la esterilización tenga sentido.

– Lavamos y pelamos bien las naranjas. Tenemos que intentar eliminar todos los restos blancos de la pulpa o saldrá muy amarga (dejadlos si os gusta más este tipo de mermelada). También lavamos y pelamos bien el mango.

– Troceamos bien ambas frutas, en trozos no muy grandes y lo colocamos en una cacerola.

– Cortamos la piel de una de las naranjas en tiras muy finas. Esta cáscara quedará blanda después del proceso de preparación, no os preocupéis. Eso sí, le dotará a la mermelada de un ligero toque amargo. Yo solo usé la piel de la mitad de una de las naranjas y el resultado fue muy bueno: no se nota amarga pero no es muy dulce tampoco.

– Añadimos un vaso de agua y el chorrito de Cointreau. Llevamos a fuego medio.

– En el momento en el que empieza a hervir contamos 40 minutos. Con una cuchara de madera vamos dando vueltas cada 10 minutos, aproximadamente, para evitar que se pegue la mezcla de frutas.

– Pasado ese tiempo, añadimos el azúcar, la pectina y el zumo de limón. Dejaremos que hierva todo durante 10 minutos, esta vez dando vueltas casi casi de forma constante. La pectina de manzana es opcional, podemos hacer la mermelada sin ella, pero nos ayudará a que una vez fría adquiera consistencia, respetando el brillo y la transparencia de la mermelada. No aporta ningún sabor a la preparación.

– Ya tenemos nuestra mermelada lista. Una vez que se enfríe estará lista para comer. Tened en cuenta que la mermelada espesa conforme se va enfriando, no os preocupéis si está un pelín líquida.

– Ahora toca embotarla. Para ello os recomiendo que saquéis los botes recién esterilizados con unas pinzas, intentando no tocar el interior con los dedos, y los rellenáis con la mermelada aún caliente. Llenamos hasta arriba y cerramos bien, después los colocamos boca abajo sobre un paño hasta que enfríen completamente, para que se les haga dentro el vacío.

– Otro de los métodos para envasar al vacío es rellenar los botes y taparlos bien, después colocarlos al baño maría durante 30 minutos. Es un proceso algo más lento que el anterior, pero igual de efectivo.

– Dejamos reposar unas 24 horas cada bote, y después decoramos con estos preciosos kits para decorar botes de mermelada.

– Debemos guardarla en un lugar fresco, seco y alejada de la luz para que se conserve perfectamente.

Mermelada de naranja y mango 3

¡Disfrutad de vuestra mermelada casera!

Print Friendly, PDF & Email

Espero que os haya gustado la receta. Si es así, nos haríais un gran favor si la compartís en las redes sociales. De esta manera llegará a más gente e iremos creciendo poco a poco. ¡Gracias!

Nos vemos en la próxima receta… ¡Espero que la espera no se os haga larga!

Iñaki

This Post Has 4 Comments
  1. El mango tambien es una de mis frutas favoritas y me ha gustado mucho la idea de mezclarlo con naranja para hacer una mermelada exquisita.
    Sólo he hecho mermelada una vez en mi vida, la tengo publicada en mi blog y tambien es de naranja, pero creo que la proxima vez que haga me tomaré el gusto de robarte la idea y añadirle mango. No quiero dejar pasar la oportunidad de probarla!

    Besoss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *