EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Silvia

2 mayo, 2017

Como preparar una tarta de queso perfecta. Trucos y consejos

¿A quién no le gusta una tarta de queso perfecta? pero que difícil es conseguir una textura verdadera, suave, delicada, sedosa y no seca…de esas tartas de queso que te salen dos lagrimones estilo Goku al comerla…Ainsss…si es que me pirra las tartas de queso, sea del sabor que sea!

Antes de contarte los trucos para conseguir un resultado sublime en tu tarta de queso, vamos a repasar los principales problemas que te encuentras al preparar una tarta de queso

cómo-preparar-la-tarta-de-queso-perfecta-2

Principales problemas del fracaso de una tarta de queso

Le salen grietas y sale toda la superficie destrozada

Bordes arrugados e irregulares que dan mal aspecto

Se pega toda y no está lo suficientemente cuajada

Queda seca y pastosa..vamos incomible…

La galleta se rompe al partila.

¿A que seguro que alguna vez te ha ocurrido?

Print Friendly

Pues tranquilos en las masas! Todo esto tiene solución y además solución fácil, que te permita hornear una tarta de queso de 10, lisa y uniforme

Trucos y consejos para una tarta de queso perfecta

Truco 1

Usa siempre un molde desmoldable: Lo más fácil es usar un clásico molde desmoldable con pestaña, del estilo este

Como hacer la tarta de queso perfecta

Y siempre lo vamos a preparar poniendo en la base papal de horno que lo colocaremos abriendo el molde cogiendo el papal y cerrándolo y luego aplicando spray desmoldante en el resto del molde

Truco 2

La masa de galleta se reparte por toda la base del molde y se presiona con ayuda de un pequeño rodillo de masas o simplemente con una taza. Hay que presionar muy bien. Esta masa de galletas debe hornearse durante 10 minutos a 170 grados. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de verter sobre ella la masa de queso. Es un paso importante pues así evitamos que a la hora de servir la tarta la base desmenuce y también al hacer este horneado previo y vertiendo la masa de queso cuando ya está fría evitamos que pierda la grasa de la mantequilla en la cocción y se queda fofa. Por tanto, con algo tan sencillo conseguimos que la base de galleta no se rompa y esté crujiente.

Truco 3

Forramos el molde ya con la galleta con papel de aluminio. Usaremos 3 o 4 capas. Es primordial para que el agua no penetre en el molde durante la cocción y estropee toda la tarta. Introducimos dentro de una fuente de horno grande

Truco 4

La masa de queso la preparamos en una batidora con accesorio de PALA. Es algo fundamental. Nunca uses el accesorio de varillas. Además siempre mezclamos los ingredientes a velocidad media-baja. Con estos detalles conseguimos no introducir aire en la masa, y por consiguiente  evitamos que se formen burbujas en la cocción.

Truco 5

Antes de verter la masa en el molde rociamos nuevamente con spray desmoldante las paredes del molde.Vertemos y ponemos agua muy caliente en la fuente de horno. Es suficiente con que cubra un dedo la base del molde y ese agua se evapore durante la cocción. Haremos un horneado al baño María y con ello conseguimos que nuestro pastel tenga una cocción más uniforme y por tanto  no tenga barriga ni bordes arrugados.

Truco 6

Procedemos al horneado y para ello vamos a utilizar temperatura moderada. Introducimos el pastel en el horno  a 170 grados durante 40 minutos y no abrimos la puerta en ningún momento. Pasados los 40 minutos bajamos la temperatura a 150 grados y horneamos durante 40 minutos mas. Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos entreabierta la puerta del horno y lo dejamos dentro durante 15 minutos mas. Con este método conseguimos una textura extra cremosa y un enfriado poco a poco que evitará la formación de grietas.

como forrar un molde-1

Truco 7

Sacamos del horno, retiramos el papel de aluminio y dejamos que enfríe dentro del molde sobre una rejilla hasta que tenga temperatura ambiente. Seguidamente introducimos en el frigorífico tapando con papel film para que no se reseque durante al menos 6 horas (yo suelo dejarlo toda la noche). Sacamos del frigorífico y colocamos un paño de cocina caliente alrededor del molde y desmoldamos con delicadeza. Con ayuda del papel de hornear que habíamos colocado lo situamos en el plato de servir y retiramos el papel. Con este mecanismo conseguimos un desmoldado perfecto sin ningún tipo de fisuras.

Print Friendly

Con estos consejos te doy seguridad de que conseguirás una tarta de queso perfecta totalmente lisa, suave con textura perfecta.

En el próximo post te desvelaré la receta perfecta! Un clásico básico que dejará a todos enamorados de tus manos morenas!

¿Puedes esperar a este jueves? Pues merecerá la pena…no te digo más…

Besitos

Silvia.

En esta receta hemos usado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *