EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Eva

17 noviembre, 2015

Roscos de vino y 6 ventajas de los tapetes de horneado

Como os habréis dado cuenta, en Megasilvita ya nos hemos puesto las pilas con las preparaciones navideñas. Además, estamos decididos a que este año os animéis a preparar vosotros mismos los dulces más típicos en casa.

La receta de hoy es la de unos tradicionales roscos de vino, pero eso sí, ¡ni punto de comparación con los industriales! Y os lo digo con conocimiento de causa, porque han sido sometidos al examen de expertos catadores con resultados más que satisfactorios…

Roscos de vino 6

Pero antes de empezar con la receta, quería hablaros de uno de mis aliados preferidos a la hora de hornear, y no es otro que mi tapete de horneado. ¿Repasamos sus ventajas?

Beneficios de los tapetes de horneado

  1. Son completamente antiadherentes, lo que te evita tener que engrasarlos y, además, distribuyen el calor uniformemente durante el horneado y sin que los alimentos se peguen.
  2. Comodidad. Se limpian tan solo con un trapo húmedo y se pueden guardar tanto estirados como enrollados. ¡Según nos venga mejor!
  3. Coste. Sí, sí, coste… ¿Os habéis parado a pensar cuanto dinero os gastáis en rollos de papel de horno al cabo del año (o años)? Seguro que si hacéis la cuenta, supone mucho más que lo que cuesta un tapete. Además, estos pueden tener una vida útil de varios miles de usos.
  4. Versatilidad. ¿Sabíais que no sólo sirven para hornear? Pues así es; son una maravillosa superficie de amasado. Al no necesitar enharinarlos, como haríamos en nuestra encimera, evitamos añadir más harina en la masa de la imprescindible. Así, eliminamos el riesgo de que nuestras preparaciones nos queden muy duras por el exceso de harina.
  5. Soportan temperaturas extremas sin deformarse, por lo que podemos meterlos desde el congelador al horno. Comodísimo, ¿no? Imaginad que tenemos que preparar unas galletas con poco tiempo… ¡Amasamos sobre el propio el tapete, lo llevamos al congelador para asentar la masa y directo al horno! Y encima, nos ahorramos limpiar la harina de la encimera…
  6. Tienen el tamaño perfecto (40×30 cm) para adaptarse a las bandejas de los hornos caseros. ¡Se acabó el doblar y recortar el papel!

Y ahora sí, ¡vamos con la receta! Ya veréis qué fáciles son de preparar… Ahora sí que no tenéis excusa para no preparar vosotros mismos estos riquísimos roscos de vino caseros…

Roscos de vino 5

Roscos de vino

Ingredientes

(Para aprox. 24 roscos)

  • 500 gr. de harina
  • 125 gr. de azúcar
  • 200 ml. de aceite de oliva
  • 125 ml. de vino Moscatel
  • 2 cucharadas de ajonjolí (sésamo tostado)
  • Ralladura de medio limón
  • 1 cucharadita de canela
  • Azúcar glacé para decorar

Roscos de vino 11

Elaboración

  1. Ponemos el aceite al fuego en un cazo o sartén hasta que comience a humear. Reservamos mientras pierde un poco de temperatura.
  2. Echamos la harina en un bol resistente al calor, hacemos un volcán en medio y vertemos el aceite con cuidado de que no salpique y nos queme. Mezclamos con ayuda de una espátula o una cuchara de madera.
  3. Añadimos el vino dulce y lo integramos. A continuación, añadimos el azúcar, el ajonjolí, la ralladura de limón y la canela y lo mezclamos todo bien, hasta obtener una masa homogénea.
  4. Collage Roscos de vino 1Formamos una bola y la pasamos a nuestro tapete de silicona. Amasamos un poco con las manos para que se integre todo bien y estiramos la masa con nuestro rodillo medidor hasta dejarla con 1 cm. de grosor.
  5. Con un par de cortadores redondos (de 6 y 2 cm.) vamos cortando los roscos y haciéndoles el agujero central.
  6. Después los colocamos en una bandeja de horno sobre la que habremos colocado un tapete de horneado y los llevamos media hora a la nevera. Mientras, precalentamos el horno a 180º.
  7. Horneamos los roscos a altura media, calor arriba y abajo, durante 20-22 minutos. Es importante que no os paséis de tiempo de horno, ya que podrían endurecerse demasiado.
  8. Los sacamos del horno, y en caliente, los rebozamos en azúcar glacé. Después, los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Collage Roscos de Vino 2

Receta adaptada de Gastronomía y Cía

Print Friendly, PDF & Email

Como veis, por fuera son ligeramente crujientes para dar paso a un interior algo hojaldrado. Para conservarlos, podéis guardarlos en una lata o bote hermético. ¡Seguro que os encantan! Por si os surge la duda, no saben en absoluto a vino, que a mí era una cosa que no me inspiraba mucho… ¡de verdad que están muy ricos!

Roscos de vino 9

¡Espero que os hayan gustado y nos enviéis muchas fotos de vuestras elaboraciones caseras!

Un beso,

Eva.

En esta receta hemos usado

This Post Has One Comment
  1. Buenos días. La receta es estupenda, ya la he hecho dos veces pero me ha surgido un problema. La primera vez me salieron perfectos, pero esta segunda vez no me han quedado tan crujientes, por dentro han quedado como menos hechos, más parecido a la textura de un polvoron. Quedaron igual de dorados en el horno pero por dentro no. Sabes por qué puede ser? Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *