EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Laura

27 mayo, 2015

Tarta de chocolate sin horno

¿Te creías que me había quedado sin pastel de cumpleaños? Pues ni hablar. He preparado un pastel de chocolate que quita el sentido y sobre todo que quita la depre cumpleañera. Y encima es rápida, limpia, fresca y ni siquiera necesita horno.

IMG_1488-chocolate

 ♥♥♥Me encanta el menaje de aire antiguo y mis boles de acabado cobre son indispensables en mi mesa♥♥♥

IMG_1556-chocolate

El interior es una deliciosa bavaroise de chocolate bañada en un glaseado brillante de cacao y acompañado de fresitas del bosque. Es un pastel delicado, de sabor suave pero con toda la intensidad del buen chocolate. Es sin duda un pastel ideal para chocoadictos y que puedes hacer en casa sin ningún problema.

 

IMG_1485-chocolate

 ♥♥♥Mi cafetera vintage de enamel es mi preferida y la copa de cristal rosa de Greengate mi total perdición♥♥♥

IMG_1480-chocolate

♥♥♥La nueva colección de cerámica Royal de Pip Studio es impresionante: los colores, los estampados, el diseño y la calidad♥♥♥

Tarta de chocolate sin horno

Ingredientes

Para el bavaroise

80 gr chocolate

4 yemas

100 gr azúcar

250 ml leche

400 ml nata líquida

10 láminas de gelatina

Para el glaseado

120 ml nata líquida

175 gr azúcar

3 láminas de gelatina

60 gr cacao en polvo sin azúcar

150 ml agua

 

IMG_1550-chocolate

Elaboración

Para el bavaroise

1. Ponemos las hojas de gelatina a remojo en un cuenco de agua fría y picamos el chocolate. Calentamos la leche sin que llegue a hervir.

2. Batimos las yemas con el azúcar hasta que quede una  mezcla homogénea y agregamos la leche caliente en forma de hilo sin dejar de remover. Ponemos la mezcla en una cacerola al fuego y la llevamos a punto de ebullición sin dejar de remover. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida y el chocolate picado. Dejamos reposar un minuto y removemos para disolver completamente. Dejamos enfriar.

3. Montamos la nata y la incorporamos delicadamente a la crema fría y removemos con movimientos envolventes para lograr una crema suntuosa. Vertemos la mezcla en el molde (yo he utilizado este de metal esmaltado de 18 cm de diámetro).Introducimos en el frigorífico durante al menos dos horas.

Para el glaseado

1. Es imprescindible para obtener una textura perfecta y un acabado brillante el uso de un termómetro de cocina para controlar las temperaturas. El mío es este modelo de Ibili, no es excesivamente caro y va fenomenal. Ponemos las hojas de gelatina a remojo en un cuenco de agua fría.

2. En una cacerola colocamos la nata, el agua, el azúcar y el cacao y ponemos al fuego. (Es importante que la cacerola no sea muy pequeña pues va a hervir un buen rato y si  no tiene espacio acabará sobre tu cocina). Introducimos el termómetro  y removemos hasta que  alcance los 102 ºC. Retiramos del fuego y dejamos dentro el termómetro para dejar que enfríe hasta los 60 º.C

3. Cuando alcance los 60 º añadimos la gelatina escurrida y removemos para que se integre. Seguimos dejando el termómetro dentro y controlamos la temperatura hasta que alcance los 30 º. Este es el momento justo en el que lo verteremos sobre el pastel para conseguir un glaseado extrabrillante.

Montaje

1. Desmoldamos el bavaroise. Si lo has hecho en un molde rígido y que no sea desmontable como ha sido mi caso, lo introduzco en una cacerola con agua caliente para que se despegue de las paredes y seguidamente lo pongo sobre el plato de servir y retiro con cuidado el molde.

2. Paso el bavaroise sobre una rejilla y debajo pongo un paño de papel de aluminio o de papel de horno. Vierto el glaseado justo cuando el termómetro marque los 30 º C de una manera uniforme para que cubra todo el pastel. Dejamos 5 minutos sobre la rejilla para que vaya cayendo todo el sobrante de glaseado. Introducimos en el frigorífico durante 15 minutos para que el glaseado cuaje por completo.

3. Lo he adornado con unas fresitas del bosque porque me encanta su intenso sabor, pero puedes usar frambuesas, arándanos, moras. coco o cualquier otra fruta de tu gusto.

IMG_1543-chocolate

Print Friendly

Puedes comprobar que la textura es asombrosa…terciopelo por dentro y pura seda por fuera. Si te gusta el chocolate tienes que probarlo porque te encantará. Es una tarta ideal para  la época estival y para sorprender a nuestros invitados en las veladas veraniegas. ¿Te apetece prepararlo en casa? Ya ves que no tiene ninguna complicación. Espero tus dudas y comentarios.

Besos

Laura

 

 

 

This Post Has 2 Comments
  1. ¡Hola Silvia!

    Que pintaza…. Me muero de ganas por hacerlo… tengo alguna duda, querría hacerlo en un molde de los de Nordic Ware, que tengo ganas de estrenar, concretamente el Vintage Star, para que salga igual ¿Las medidas serían las mismas o tendría que doblar la receta? y ¿Para cuantas personas sería más o menos?.¿Que tal aguanta fuera de la nevera?
    ¡Muchas gracias por todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *