EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Ainhoa Máximo

20 mayo, 2015

Receta Cheesecake Bars de Chocolate y Snickers

Buenos días! Hoy os traigo un dulce al que creo que todos vamos a apodar como “la bomba”! Ya, sólo con ver cuales son los ingredientes principales que lo componen, creo que vais a estar de acuerdo conmigo.

Lo queréis conocer?

cheesecakebars2

Os suena de algo la palabra Snickers? Los habéis probado alguna vez? A mi, como buena golosa y chocolatera que soy, me chiflan… de hecho aún tengo en casa un paquete más (que ricura de dulce!).

Pues, ni más ni menos, estas chocolatinas extracalóricas e irresistibles han sido mi fuente de inspiración para esta receta. Me he fijado en sus ingredientes para elaborar mi propia receta de cheesecake bars (también conocidas como barritas de tarta de queso), y sus componentes son los siguientes: base de galleta con capa de cacahuetes, cheesecake de chocolate, y topping de toffee cacahuetes y Snickers troceados. No me digáis que no se os hace la boca agua!

cheesecakebars4

No me alargo más y os dejo con el paso a paso de la receta.

Receta Cheesecake Bars de Chocolate y Snickers

INGREDIENTES

Para la capa de galleta
– 150gr mantequilla
– 3 cucharadas de azúcar blanco
– 350gr galletas tipo Digestive
– Cacahuetes pelados sin sal (un buen puñado, para cubrir por encima la capa de galleta)

Para el cheesecake de chocolate
– 180gr chocolate negro
– 150ml nata líquida para montar
– 2 huevos L
– 450gr queso crema (tipo Philadelphia)
– 140gr azúcar blanco
– 2 cucharadas de cacao en polvo
– 1 cucharadita de vainilla en pasta

Para el topping
– Toffee o caramelo salado (cantidad al gusto)
– Barritas de chocolate Snickers (2 o 3, troceadas)
– Cacahuetes pelados sin sal (un puñado, troceados)

cheesecakebars6

ELABORACIÓN

De la capa de galleta
– Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Preparamos el molde que vamos a usar (yo he escogido uno cuadrado de 25cm), lo cubrimos con papel de cocina (opcional pero aconsejable) y con un poco de mantequilla o spray desmoldante, engrasamos nuestro molde.
– Empezamos a preparar la masa de la base de galleta. Con la ayuda de un picador, trituramos bien las galletas. Le añadimos el azúcar y mezclamos para que se integre bien todo.
– En el microondas o al baño María, derretimos la mantequilla y, aún en caliente, la echamos a la mezcla anterior. Volvemos a mezclar bien hasta obtener una pasta.
– Con la ayuda de una cuchara, o sino con nuestras manos, vamos repartiendo la masa por la base del molde, intentando que quede lo más nivelada posible.
– Lo metemos al horno durante 10 minutos. Cuando haya pasado este tiempo, lo sacamos del horno y lo ponemos en una rejilla para que se vaya enfriando. Recordad no parar el horno, lo necesitaremos para hornear nuestra capa de cheesecake.
– Pasados unos minutos, repartimos por toda la superficie de la capa de galleta, los cacahuetes pelados y separados por la mitad. La cantidad es un poco al gusto, pero yo en mi caso he cubierto bien toda la base para que le aporte así más sabor y más contraste de texturas.

Del cheesecake de chocolate
– Directamente de la nevera, ponemos el queso en el bol de nuestra batidora o robot y batimos a velocidad mínima hasta que se cree una crema. No debemos batir demasiado o podrá aguarse y… adiós queso.
– Añadimos el azúcar, la sal y el cacao en polvo, poco a poco y con la ayuda de una cuchara. Seguimos batiendo, lentamente y hasta que sea justo lo necesario.
– De uno en uno, incorporamos los huevos, asegurándonos que se integran completamente. Seguimos batiendo a la velocidad mínima.
– Ahora le toca el turno al chocolate: lo derretimos al baño María o con el microondas, mientras los huevos se van integrando. Lo removemos un poco con una cuchara hasta que se enfríe pero siga en estado líquido. Entonces, lo añadimos a la preparación y seguimos batiendo. Es importantísimo que el chocolate no esté caliente o sino el contraste de temperaturas puede afectar a nuestra masa.
– Finalmente, incorporamos la nata líquida para montar y la pasta de vainilla. Batimos levemente y paramos nuestro robot.
– Con la ayuda de la espátula o bien de una cuchara, vamos echando nuestra masa dentro del molde. Debemos tener cuidado de no verterla toda de golpe o los cacahuetes pueden moverse de sitio. Con una espátula, alisamos la superficie y, antes de meterlo en el horno, damos un leve golpe al molde contra el mármol para intentar sacar las posibles burbujas de aire que queden dentro (ellas son las culpables de que a veces nuestros cheesecakes puedan rajarse por la superficie… no nos interesan!).
– Horneamos a 180º con calor arriba y abajo durante unos 35-40 minutos aproximadamente. Veréis que está listo cuando los laterales del cheesecake se han “cuajado” y, al mover un poco la bandeja de horno, el centro se mueve ligeramente pero no de la misma manera que cuando estaba totalmente líquido.
– Cuando esté totalmente listo, lo dejamos unos 15-20 minutos dentro del horno apagado, con la puerta medio abierta. Luego lo sacamos y lo dejamos sobre una rejilla, para que se enfríe completamente. Ah, y no lo desmoldéis… ésto no debemos hacerlo hasta que no esté totalmente frío y haya reposado mínimo 8 horas en la nevera.

cheesecakebars5

Del topping
– Después de las horas de reposo en la nevera (os recomiendo prepararlo de un día para otro y dejarlo en la nevera por la noche), es el momento de desmoldarlo, cortarlo en barritas y decorarlo con nuestros toppings.
– En mi caso, he decidido cortar las barritas antes de decorarlas, básicamente porque sino luego a veces cuesta de cortar con los toppings encima y podemos dañar o romper alguna barrita. A mi me han salido un total de 18 barritas, pero ésto depende un poco del grosor que queráis darles.
– Para la decoración comestible, lo primero, la capa de toffee. Yo he usado una pasta de caramelo salado que me compré en un viaje a Montpellier, que está de escándalo! Por aquí, lamentablemente, no la he encontrado, pero podéis usar perfectamente otro tipo de caramelo salado como el que preparó Iñaki en esta receta.
– Encima del caramelo, pondremos los cacahuetes pelados y picados a trozos junto a las porciones de snickers.
– Ahora solo queda… zampárselas todas antes de que otros lo hagan!

Print Friendly, PDF & Email

Si os animáis a prepararla, os recomiendo que os comáis las barritas como desayuno o merienda único, y en porciones no muy grandes… os aviso, llenan muchísimo!

De sabor están irresistiblemente buenas. La combinación de la galleta y el cacahuete crujiente con la intensidad del sabor y la suavidad de la textura de la capa de cheesecake de chocolate, hacen que estas barritas se conviertan en un bocado perfecto. Y sin olvidar el toffee, que le aporta ese matiz salado pero dulce, que pese a su poca cantidad, destaca perfectamente en el paladar.

cheesecakebars3

Espero que os hayan gustado e impresionado tanto como a mi. Y por supuesto, que os animéis a hacerlas ya sea cortándolas en porción de barrita, como presentándolo en formato tarta cheesecake. Por mi parte, en casa: triunfo total! Os puedo asegurar que volaron y todos quedaron encantados con el resultado.

Me despido, sin antes dejaros mi último consejo: no le digáis a ningún dietista que esta receta existe… puede prohibiros la entrada a este blog por siempre (jajajaja)!!

Nos vemos pronto,

Ainhoa.

This Post Has 2 Comments
  1. Super receta que nos traes Ainhoa!!! Como siempre!! Lo tuyo si que es tentar eh?!?!?
    Que locura de barritas!!! Nosotras nos las comíamos todas en una merienda….jejeje
    Besitos!!!
    Tsmara&Gemma (El secreto endulzado)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *