EN NUESTRA TIENDA ENCONTRARÁS TODOS LOS INGREDIENTES Y UTENSILIOS UTILIZADOS EN LAS RECETAS DE ESTE BLOGENCUENTRA TODO PARA TUS RECETAS VER LA TIENDA

Iñaki

11 febrero, 2015

Krapfen {Recetas Carnaval}

Es tiempo de Carnaval y por eso os traigo una deliciosa receta tradicional de esta época en el sur de Alemania y en Austria: Krapfen. Son las famosas berlinesas, tal como se conocen en el norte de Alemania, muy típicas de esta época, aunque ahora se pueden encontrar en las pastelerías durante prácticamente todo el año. Los krapfen tradicionales van rellenos de mermelada, como los que os traemos hoy aquí, que los he rellenado de mermelada de fresa y de frambuesa. ¡Menuda pinta!

Krapfen-4

Ahora también se encuentran con diferentes rellenos, como crema de chocolate o crema pastelera, pero nosotros hemos querido mantenernos fieles a la tradición de este dulce alemán y los hemos rellenado de mermelada y espolvoreado con azúcar glacé, ¡como manda la tradición! Y la verdad es que no me arrepiento… ¡Estaban buenísimos! Además, tuvo gracia porque mi hermano el año pasado estuvo en Stuttgart durante todo el año (sudoeste de Alemania) y cuando los vio me dijo: “¡Ala! Esos los comía yo en Alemania”. ¡Me hizo mucha ilusión!

Krapfen-1

♥♥♥Como molan las jarras con pajita Kilner!! Qué color te gusta mas?♥♥♥

Seguro que muchos de vosotros estaréis pensando que debe ser una receta super complicada y difícil de hacer. Pues nada más lejos. Estos dulces de carnaval son muy fáciles de hacer y son más o menos como los donuts, solo que con un ligero toque de limón que os va a encantar. Son sencillos y no se necesita horno. ¡Venga, animaos! ¡Os dejo con la receta y un pequeño paso a paso que espero que os sirva!

Krapfen-3

Krapfen

Ingredientes (15 krapfen, aprox.)

– 25 gr de levadura fresca

– 230 ml de leche entera

– 380 gr de harina normal

– 80 gr de azúcar

– Ralladura de un limón

– Una pizca de sal

– Una cucharada de extracto de vainilla

– 3 yemas de huevo

– 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente

– Aceite de girasol

– Mermelada de fresa o frambuesa

Azúcar glacé

Materiales

Cortador circular

Termómetro de cocina

Manga pastelera

Boquilla para rellenar

Preparación

1. En un bol disolvemos 16 gr de levadura con 180 ml de leche. Añadimos 100 gr de harina y revolvemos hasta crear una pasta homogénea. Podemos hacerlo a mano. Queda un poco líquida, no os asustéis. Tapamos bien con un trapo húmedo y dejamos reposar durante 30-40 minutos.

Además, mezclaremos el azúcar con la ralladura de un limón.

Pasado el tiempo de reposo, en otro bol mezclamos el resto de levadura con la leche y añadimos la mezcla anterior. Mezclamos bien. Yo he utilizado un robot de cocina.

Donuts como0

2. Añadimos la vainilla. No batimos aún.

3. Añadimos las yemas. No batimos aún.

4. Añadimos el azúcar con la ralladura de limón y la sal. Y ahora sí, cuando hayamos incorporado los cuatro ingredientes mezclamos hasta que esté todo bien incorporado.

5. Añadimos 80 gr de harina y mezclamos bien.

6. Luego vamos añadiendo la mantequilla en dados y seguimos amasando. Si lo haces con un robot de cocina será más fácil, pero recuerda utilizar la pala para mezclar y los ganchos para amasar (las varillas, las guardamos para montar y batir incorporando aire).

Añadimos 50 gr de harina y empezamos a amasar, hasta que esté bien incorporada. Dejamos de amasar e incorporamos otros 50 gr de harina y amasamos de nuevo hasta que esté bien incorporada. Repetimos esta operación hasta que obtengamos una masa blanda pero no pegajosa. Puede que no hayáis gastado toda la harina, a mí me suele sobrar normalmente. Tened en cuenta que cuanta más harina añadamos más secos y duros quedarán nuestros krapfen, es mejor que amasemos más antes que añadir más harina.

7. Enharinamos ligeramente una superficie de trabajo y amasamos la masa durante 5 o 10 minutos. Así conseguiremos que sea más esponjosa. Dejamos reposar 30 minutos a temperatura ambiente.

8. Engrasamos un bol con un poco de aceite y colocamos la masa. Tapamos con papel film para que no se forme costra y dejamos en el frigorífico durante al menos una hora. Yo recomiendo que la dejéis más tiempo, pero nunca más de 12 horas.

Krapfen como1

9. Pasado ese tiempo, sacamos del frigorífico. Veremos como ha aumentado de volumen respecto a como estaba justo después del amasado (foto número 8).

10. Vamos amasando con un rodillo hasta conseguir un grosor de un centímetro, más o menos. Yo he usado un rodillo de anillas para cerciorarme del grosor que quería alcanzar, os lo recomiendo encarecidamente: un buen rodillo puede ser vuestro mejor amigo.

11. Cortamos con un cortador circular. Yo he usado el tercero empezando por los pequeños. Vamos colocando los cortes en una bandeja con papel film y separados por dos centímetros, por lo menos. Los cubrimos con papel film y los dejamos en un lugar caliente para que leven. Tenemos que dejarlos hasta que al tocarlos con el dedo vuelvan a su posición inicial lentamente. Si lo hacen muy rápido es que no están listos, y si no vuelven significa que nos hemos pasado: volvemos a amasar y empezamos de nuevo.

La masa restante, la que nos haya sobrado, la amasamos de nuevo, la dejamos reposar y la metemos en el frigorífico media hora para poder volver a empezar a cortar de nuevo, así hasta acabar con el resto de la masa. No intentéis reamasarla y cortarla directamente ya que veréis como la masa va encogiendo, necesita reposar.

12. Calentamos aceite de girasol en una sartén grande. Debemos conseguir que llegue a los 360ªF o 180ºC. Debemos mantenerlo siempre a esta temperatura para que no se nos quemen pero se nos hagan bien por dentro. Lo mejor es utilizar un termómetro de cocina.

Vamos introduciendo los krapfen de dos en dos y los vamos friendo. Primero un lado y después otro.

13. Más o menos hay que freírlos uno o dos minutos por cada lado, hasta que estén dorados y se hayan hinchado.

Krapfen-como2

Sacamos con cuidado de no quemarnos y los colocamos en un plato con papel de cocina para que absorba bien el aceite sobrante. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de rellenarlos.

– Mezclamos unas cucharadas de mermelada con unas gotas de agua para hacerla más líquida y que se pueda rellenar bien el krapfen.

– Metemos la mermelada en una manga pastelera con una boquilla de relleno. Vamos rellenando los krapfen hasta que veamos que la mermelada se sobra.

– Espolvoreamos con azúcar glacé.

– Servimos en frío, acompañados de un delicioso batido, por ejemplo.

Krapfen-2

Print Friendly, PDF & Email

Espero que os haya gustado esta deliciosa receta que os he traído hoy y que os animéis a hacerla en casa, ¡que es muy sencilla!. Ya sabéis que cualquier duda que tengáis estaré encantado de solucionarla.

Ah! Y no os olvidéis de compartir la receta en las redes sociales, es súper importante para ayudarnos a crecer un poquito más cada día. ¡Gracias por estar al otro lado!

Iñaki

This Post Has 7 Comments
  1. Hola!!!!
    Tengo que darte la enhorabuena por esta receta!!!
    Era mi cuarto intento de hacer donuts-berlinas, y con tu receta lo conseguí!!!!

    Han quedado buenísimas…esponjosas (aunque me hubiera gustado aún más esponjosas) y con muy buen sabor…yo cambié la ralladura de limón por naranja…la próxima, le añado además cardamomo…

    Hay algún truco para que todavía queden mucho más esponjosas..como los donuts de pastelería??

    Muchas gracias!!!

  2. deliciosas! tenía una buena receta de berlinesas y se me perdió hace años, he intentado muchas recetas y con la tuya recuperé mis berlinesas!! salieron buenísimas! es mi receta definitiva!! Si os pasais por mi blog, estamos regalando kefir a todo el que quiera disfrutar de sus innumerables beneficios. Un abrazo! http://sanosanisimo.blogs.elle.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *